¿Qué es la herboristería?

La herboristería es el conjunto de conocimientos relativos a las propiedades de plantas curativas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce el valor de esta práctica terapéutica como un recurso inocuo y eficaz que puede ser aceptado por autoridades nacionales en los esquemas públicos de salud. Esta institución señala que 80% de la población mundial utiliza plantas medicinales para satisfacer o complementar sus necesidades de salud.

En la actualidad, existe inmensa documentación científica relacionada con la herboristería, pues constituye aún el recurso más conocido y accesible para grandes núcleos de la población.

Los principales laboratorios y grupos farmacéuticos han aprovechado los beneficios de laherboristería para desarrollar medicamentos a base de plantas; además, cuentan con especialistas (biólogos, botánicos, antropólogos y químicos) que trabajan en líneas de investigación dirigidas a la clasificación de vegetales y hierbas medicinales.

Conocimientos sobre herboristería han sido transmitidos de una generación a otra y hoy en día son reconocidos e investigados a profundidad por diferentes disciplinas científicas, como Química, Biología, Botánica y Farmacología, desarrollando fármacos, saborizantes y aceites aromáticos, entre otros productos, a base de plantas medicinales.

Propiedades medicinales de las plantas

Los hallazgos obtenidos a través del tiempo han permitido distinguir amplia variedad de hierbas y plantas curativas con las siguientes propiedades terapéuticas:

  • Antihelmínticas. Destruyen y permiten la expulsión de parásitos intestinales.
  • Antiinflamatorias. Remedios herbolarios con plantas como la cola de caballo alivian o reducen la inflamación o hinchazón de tejidos.
  • Antimicrobianas. Exterminan microbios causantes de enfermedades y ayudan a fortalecer los mecanismos de defensa del organismo.
  • Astringentes. Reducen la irritación cutánea y crean barrera protectora contra infecciones.
  • Estimulantes del sistema digestivo. Inducen el apetito y producción de jugos digestivos.
  • Carminativas. Calman la inflamación de las paredes intestinales y permiten la eliminación de gases del tubo digestivo.
  • Emolientes. Tienen acción antiácida y protege a los tejidos irritados o inflamados.
  • Diuréticas. Aumentan la producción y eliminación de orina.
  • Emenagogas. Estimulan la expulsión del flujo menstrual.
  • Expectorantes. Permiten la eliminación de mucosidades alojadas en vías respiratorias. Tal es el caso de la acelga.
  • Hepáticas. Fortalecen al hígado y ayudan a que funcione adecuadamente.
  • Tranquilizantes. Ayudan a reducir y controlar estados de nerviosismo, ansiedad e inquietud, por ejemplo, la hierba de San Juan.