LUNA LLENA 1 DE OCTUBRE

Esta luna llena de hoy, Primero de Octubre es conocida como Luna de la Cosecha – es la luna llena más próxima al equinoccio otoñal, que ocurre en el hemisferio boreal en torno al 23 de setiembre y en el hemisferio austral en torno al 21 de marzo.

La apariencia es de una luna más grande de lo habitual.
Con una tonalidad dorada, amarillenta o rojiza.
Esto es el resultado de su posición con respecto al horizonte, en estas situaciones , debido a esta posición , la luz proveniente de un astro – en este caso la luna – , atraviesa una cantidad mucho mayor de atmósfera, que dispersa el componente azul, permitiendo el paso en línea recta al componente rojizo hasta el ojo del observador.
A este efecto se le conoce como Dispersión de Rayleigh

LA LUNA Y LA TIERRA

Efectos de la gravedad Lunar

La masa lunar representa una fracción apreciable del sistema Tierra-Luna, un 1:81 aproximadamente. un cuarto del diámetro de la Tierra 
Debido a esto el sistema se comporta más como un planeta doble que como un planeta con un satélite.

La masa de la Luna es suficientemente grande y está suficientemente cerca como para elevar mareas sobre la Tierra: las masas terrestres, y en particular el agua de los océanos, se abulta en los dos extremos de un eje que pasa por los centros de gravedad de la Tierra y la Luna. Este abultamiento sigue de cerca de la Luna en su órbita.

Entonces, si repercute de esa manera en las mareas, por que no en las aguas restantes? Y con ellas incluyendo, los líquidos que componen nuestros organismos y los del resto de los seres vivos.

LA LUNA Y LAS PLANTAS

En esta fase La Luz Lunar ha llegado a su punto máximo, esto ha provocado poco crecimiento de raíz pero si mucho crecimiento de follaje.
En esta etapa, las plantas cuentan con una mayor cantidad y movimiento interno de agua y savia.
Entonces:

  • En caso de propagar a través de estacas y esquejes (propagación vegetativa) no es conveniente cortarlas en esta fase, al haber mucha agua dentro de ellas, las hormonas que promueve el enraizamiento (auxinas) estarán muy diluidas y no ayudaran a estimular la emisión de raíces. Ademas el agua que esta dentro tendera a salir, provocando así una deshidratación mas rápida de lo que hayamos cortado.
  • En caso de hacer trasplantes en este periodo -la energía de la luna llena se extiende unos días previos y posteriores al plenilunio – , las plantas tienden a crecer más rápido y producir más follaje.

Ten en cuenta que hemos entrado en la primavera, es en este periodo del año que el crecimiento de la planta esta muy activo y la savia recorre todo su organismo, si vas a propagar o trasplantar lo ideal seria hacerlo luego de la caída del sol, en ausencia de luz evitas estrés en el vegetal.

LA LUNA Y LOS MINERALES

Una manera de poder potenciar la energía de tus piedras es cargándolas con energía lunar.

Para renovar y cargar las energías de tus cristales , es bueno poder exponerlos a La Luz de la luna llena. Tus pedras pueden estar en agua o sobre la tierra para absorber la energía del plenilunio.

Es importante haber limpiado tus piedras antes de ponerlas a cargar.
Hay muchas formas de hacerlo: con agua, con sahumos, tierra u otras piedras.

Antes que nada, el primer paso para la limpieza de todo mineral debería ser exponerlos durante un momento al agua corriente fresca, si tenemos accesibilidad a agua de río mucho mejor, o a agua de lluvia, y sino con el agua potable que tengamos disponible.
Muchas de las piedras son aptas para su limpieza sumergidas en agua durante horas o días, y hay algunas que no deben ser mojadas durante mucho tiempo porque pueden arruinarse.
En este último caso, se recomienda exponerlas al agua corriente por unos varios segundos, o limpiarlas con incienso o palo santo.

Una vez limpias, las piedras deben cargarse de energía de la naturaleza para potenciar su efectividad. Para ello, se deben colocar en tierra, si no se dispone de terreno puede ser una maceta, Al igual que el agua, el sol puede afectar algunos tipos de gemas. Por eso siempre es adecuado averiguar qué tipo de carga necesita nuestro mineral.